Tongariro Alpine Crossing “¡Mordor Existe!”

Tongariro Alpine Crossing queda en la isla norte de Nueva Zelanda, es una zona volcánica activa, cubierta de nieve en invierno y árida en verano, pero con hermosos colores, los minerales del lugar hacen que puedas deleitarte con rojos, grises, café, etc… Los lagos color turquesa son espectaculares, los cráteres, las zonas vaporosas y las nubes, como resultado dan un hermoso atractivo.

La mejor época para ir es entre octubre y marzo, aunque en realidad puedes ir durante todo el año, si vas en invierno ojalá tengas una buena chaqueta, zapatillas y equipo, para que no pases frío porque el clima en Nueva Zelanda es muy cambiante. Más en invierno y en montaña que hace mucho frío. Pese a que no es un trekking con dificultad alta, siempre es bueno tomar precauciones y no desafiar a la naturaleza por muy simple que se vea, el peligro está en todas partes, así que anda preparado sea cual sea la estación del año.

En el parque está la posibilidad de pasar la noche en cabañas esto por si quieres andar relajado y/o quieres hacer los 3 montes y recorrer el parque completo. Todo depende de ti, por lo general la mayoría opta por hacerlo durante el día, y si esta es tu opción no es necesario hacer booking.

Para poder acceder al parque tienes 2 entradas, por la carretera 46 doblando hacia Ketetahi Road hasta llegar al carpark y otra por la carretera 47, tienes que doblar en Mangatepopo Road y manejar por media hora más aprox y toparás de frente con el carpark. Te recomiendo entrar por la 47 ya que desde allí empiezas de a poco a caminar a calentar y tomar altura. Si entras por la 46 te encontrarás con un mayor desnivel, por lo que hace un poco más agotador tu andar. Además el punto a favor que tiene empezar de manera suave es que poco a poco te vas sorprendiendo con los paisajes que cada vez se ponen mas hermosos, es decir vas de menos a más.

Para hacer Tongariro durante el día tienes que empezar muy temprano en la mañana ojalá estar a las 7.00 am en el carpark para comenzar tu subida. ¿por qué?

  • Si no tienes mucha experiencia debes aprender a conocer tu ritmo para caminar, lento, moderado o rápido.
  • Es un track que dura entre 7 a 8 horas y según la época del año el atardecer es mas temprano, además hay que descansar un poco, para que sigas tu camino a casa. Después de un largo día, el sueño te puede ganar.
  • El clima en Nueva Zelanda es muy cambiante así que es mejor empezar temprano ya que por una tormenta, lluvia, viento o algún imprevisto puedes necesitar quedarte más tiempo y hacer lento tu regreso.

Recomendaciones: Comenzar temprano, llevar buen calzado, ropa de abrigo y protector de lluvia, bastones, suficiente agua porque en la ruta no se encuentra, mínimo 2 litros por persona, comida, linterna frontal (nunca sabrás si tendrás un imprevisto y se haga de noche) ver el tiempo con antelación, decidir en que estación del año irás y prepararte con responsabilidad según corresponda. Planificar con tiempo, ya que en Nueva Zelanda todo funciona así.

Nosotros fuimos en verano e hicimos el track durante el día, según el clima iba a estar soleado con nubosidad parcial. Pero llevamos nuestras chaquetas igual y fuimos preparados. El clima estaba muy bueno cuando empezamos a caminar a eso de las 7.30 am. Durante la mañana estuvo soleado, a las horas se torno nublado, soleado, para luego pasar a nublado y terminar con lluvia. Pero pese a eso pudimos disfrutar de lo hermoso que es el parque.

Para poder estar temprano necesitas pernoctar en un lugar lo más próximo posible, nosotros llegamos el día anterior a Taupo desde Hasting. Y como la misión es siempre ahorrar, acampamos en un lugar gratis, muy lindo y con baños. Queda al costado de un río y a un par de minutos de aguas termales y Huka Falls. El camping queda por la carretera SH5 (Wairakei Drive). Si vienes de Napier o Hasting debes tomar la SH5 Napier Taupo Highway. Cuando te topes con la rotonda un poco antes de llegar a Taupo sigue derecho por Napier Road, cuando estés cerca del lago doblas a la derecha y te vas por la orilla del lago hasta el final, doblas otra vez a la derecha por Tongariro Street y subes por esa calle hasta que se cambie de nombre a SH5 Wairakei Drive. Un poco antes de doblar te toparas con un mirador, entras por ese camino, Huka Falls Road manejas unos 5 minutos más y a tu derecha esta el campsite. Llegamos armamos carpa, comimos algo y pasamos la noche allí. Nos levantamos a eso de las 4.00 am. Tomamos desayuno y partimos. Desde allí al parque toma alrededor de 2 horas en auto.

Vista desde el Camping gratis, Taupo Isla Norte

Camino a Tongariro detén tu auto por un par de minutos y ponte a oír a los grillos es impresionante como cantan, como si hubieran miles y miles de grillos en un concierto, hermoso!! El paisaje es acogedor, los arboles, ríos y la noche estrellada… de verdad que es muy bello. Aunque para ser honesta disfrute la mitad del camino porque me quede dormida pero mi compañero pudo disfrutar el largo camino mientras manejaba.

Al llegar entramos por Ketetahi y allí nos dimos cuenta de que por ahí no era bueno empezar, llevábamos 3 meses sin hacer un buen trekking desde Chile y no nos queríamos exceder demás así que la primera decisión fue ir al otro carpark y comenzar desde allí. La segunda decisión fue subimos y bajamos por el mismo camino. Tienes la posibilidad de entrar por un lado y salir por el otro y para ello debes tomar un bus el cual debes pagar 30 dólares Kiwis para que te lleve al lugar dónde dejaste tu auto estacionado. Pero como en Chile estamos acostumbrados a subir y bajar por el mismo camino no nos complicamos con esto. También he sabido que si vas en dos autos, puedes dejar estacionado uno en el primer carpark e ir en el otro auto hacia el otro parking, y te ahorras el bus.

Comenzamos a caminar desde Mangatepopo, con la chaqueta puesta pero ya entrando en calor la guardamos en la mochila. El aire estaba un poco helado pero agradable, corría un poco de viento pero para empezar era el clima perfecto, fresco, viento y despejado. Empezamos por un sendero plano y marcado sobre un camino de madera, es increíble que los neozelandeses preparen todo el camino y que lo hagan seguro, e incluso que pongan baños a mitad de camino. Nosotros estamos acostumbrados a la libertad de la pachamama, pero en Nueva Zelanda te fundes un poco porque de verdad que tienes facilidades para todo. Un poco antes de tomar altura te topas con los baños, aprovecha de pasar porque mas arriba ya no hay. (Salvo en los parking)

La subida no se hace difícil porque ya entraste en calor y si sigues un ritmo constante no te cansarás, poco a poco se asoman las cumbres del Mt Ngauruhoe y Tongariro y ponen suspenso al recorrido. Disfruta del camino tómate tu tiempo y detente un momento a observar, el cielo y el paisaje que empiezas a vislumbrar, disfruta el sendero y si te encuentras con mucha gente, porque el lugar es concurrido, no te preocupes siempre hay un buen instante para tomar una buena fotografía o para sentarte a descansar y disfrutar del lugar, del trayecto.

A medida que avanzas, verás un paisaje tipo pampa, árido, arbustos secos pero con encanto y poco a poco a en tu asenso te acercas al desvío hacia la cumbre del Mt Ngaruhue, puedes emprender en el momento o seguir hasta las lagunas y en tu camino de regreso terminar con el volcán, como lo hicimos nosotros. (Si es que vuelves por el mismo camino).

Más adelante llegarás a la zona de cráteres es como entrar al planeta Marte, la verdad que nunca he estado en Marte, pero como lo muestran en las películas y en los documentales de la NASA me imagine estando en ese planeta xD.

Zona de Cráteres

El clima hasta ahí estaba a nuestro favor, solo un par de nubes íban y venían, seguimos nuestro recorrido hacia la zona de cráteres un lugar plano y un camino de huellas en el medio, el sendero se abre y puedes darte cuenta de los miles de colores y tonos que tiene la tierra. A tu espalda la cumbre del Mt Ngaruhue y por delante Tongariro.

Estoy tratando de resumir pero a veces cuesta porque la naturaleza te presta tantos detalles que no se pueden omitir. Avanzas y a unos metros después de estar tomando un poco más de altura nuevamente te encuentras con 2 desvíos, hacia cumbre Tongariro y lagunas color turquesa. Nosotros tomamos a Tongariro y desde ese camino a lo lejos se podían ver los lagos, en frente un camino colorido y aroma a tierra húmeda. Llegamos a hacer cumbre (Nada complicado) y desde allí justo al frente teníamos el volcán que tanto menciono. Imponente con un color rojo en el medio, miramos al cielo y vimos como el viento estaba trayendo las nubes, nos quedamos allí, comimos algo disfrutamos el lugar, el viento, la altura, el paisaje, el horizonte y la calma que se da en esos lugares.

Cumbre Tongariro.

Bajamos a las lagunas y a medida que te vas a acercando sientes calor en tus piernas, esto porque desde la tierra ves como sale vapor por la actividad volcánica del lugar. Las lagunas son hermosas, verde turquesa vivo y de paisaje espectacular.

Vista desde arriba hacia las lagunas.

Nosotros llegamos hasta las lagunas y regresamos, porque teníamos pendiente el volcán. A medida que nos acercamos al desvío del volcán, el clima comenzó a cambiar y se nubló. Sentados en las faldas del monte observamos la situación, vimos el cielo, las nubes y no estábamos seguros si valía la pena subir. Había una nube que tapaba toda la cumbre y el viento corría fuerte, así que entre nosotros comentamos “existe la posibilidad de que esa nube se vaya”. Tomamos nuestros bastones y empezamos nuestro asenso, pero el volcán se comenzó a tapar a eso de las 11:00 am.

El sendero tiene harto acarreo (piedra suelta) si subes con bastones se facilitará tu subida, sino, solo te cansarás más, comenzamos a subir y la nube no se iba, y a penas podíamos ver las marcas del camino. Avanzamos esperanzados de llegar a la cumbre de este segundo Volcán, pero al no tener visibilidad del sendero nos equivocamos y nos encontramos con el acarreo de lleno, nos devolvimos en búsqueda del trayecto y continuamos, pero ya cuando quedaba media hora de subida para alcanzar la cima, las nubes comenzaron a espesarse impidiendo la visibilidad, acto seguido empezó a llover, nos sentamos a analizar que hacer, esperamos un rato y decidimos bajar y mas que por la lluvia, fue por no poder ver nada. El descenso no fue fácil, entre la nube espesa, la lluvia y el acarreo lo hicieron un poco agotador y complicado, a medida que bajamos comenzamos a tener mejor visión y claridad del camino.

“Los cerros están ahí no se van a mover, así que si no logras subir en el primer intento, no importa. Nunca te obsesiones tanto con la naturaleza, ella no tiene porque estar a tu disposición es uno el que debe estar a disposición de ella, por lo tanto nunca arriesgues tu vida frente a un desafío de montaña, analiza con objetividad no con la obsesión por muy simple que se vea, debemos respetarla porque nunca sabremos si en algún momento nos va a tirar hacia abajo con una fuerte lección y tranquilo porque la montaña siempre da una segunda chance, vive el camino”

 

A mitad de camino, sin visibilidad para avanzar.

Desde abajo miramos la cumbre y estaba completamente tapada, una nube negra y espesa lo cubrían. Cuando empezamos a descender kilómetro a kilómetro el clima nuevamente cambio y el sol radiante nos recibió en la entrada del parking, bienvenidos a Nueva Zelanda dónde el clima es un misterio. 🙂

No olvides revisar app para viajeros.

 

Les Compartimos un videito de nuestro día en Tongariro.

Síguenos y comparte

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Comparte tú huella y únete a la aventura

Follow by Email
https://www.facebook.com/zapatillaviajera/
https://www.facebook.com/zapatillaviajera/
https://www.youtube.com/channel/UC4pEYRw4-xdDD9Wk1YFvOQw
https://www.instagram.com/zapatillaviajera/