Kawah Ijen, Blue Fire y mineros de azufre.

Nos levantamos a la 01:00 am, tomamos nuestras mochilas con provisiones, nos pusimos los cascos y partimos en la moto que ya habíamos arrendado con anterioridad. Solo las mezquitas que habían en cada cuadra del pueblo aledaño a Banyuwangi cerca de la estación de trenes Karangasem iluminaban los caminos y poco a poco nos alejábamos viendo como las luces se empezaban a hacer muy pequeñas.

Poco a poco fuimos entrando por un camino angosto y selvático, un camino silencioso, solo para nosotros y un par de motos que pasaron por el lado. A medida que avanzábamos íbamos tomando un poco de altura, comenzando a sentir el frío de la montaña. 

El cielo se estaba despejado y a distancia se veían las luces muy pequeñas de la ciudad y las estrellas parpadeando fuertemente.

Es muy común mirar al cielo y ver el resplandor de los relámpagos, pasa en casi toda Indonesia lo vivimos en Bali también y no me deja de impresionar la frecuencia con que puedes apreciar este hermoso fenómeno de la naturaleza.

Los cielos se iluminan con naranjos, blancos y rojizos dando un espectáculo increíble. Y mientras íbamos subiendo aparecieron con más frecuencia, pero esta vez no eran los relámpagos sino el resplandor del fuego azul saliendo desde el volcán.

Despues de casi 2 horas en moto, llegamos al estacionamiento de la entrada al parque como a las 02:30 am. Pagamos las 100 rupias por persona, valor que ha subido un 300% en comparación con hace un par de años.

Alistamos nuestras linternas frontales y comenzamos a caminar. El camino está muy bien marcado y no es necesario tomar un guía, sin embargo, en la entrada, muchos indonésicos se ofrecen para guiarte, pero insisto no es necesario, el camino no es difícil, claro que si llevas una vida sedentaria se te va a hacer un poco agotador.

Marchando por el sendero comenzamos a sentir y a disfrutar el frío de la noche, después de estar varias semanas en medio del calor tropical un poco de frío no es malo.

A medida que subíamos íbamos viendo como mucha gente que vive en los pueblos que rodean el volcán se dirigía hacia allá muy temprano, de hecho uno de ellos se nos acercó para conversar y comenzó a contarnos su historia.

Cada día y por la madrugada inician las obras de extracción de azufre, cada hombre entrega literalmente su vida al volcán ya que con ese trabajo pueden recibir un sueldo digno para poder mantener a sus familias.

Indonesia es un país muy pobre y al haber estado bajo un régimen dictador como gobierno, provoco que la pobreza incrementara año tras año, pero esa es otra historia.

Nuestro amigo nos contaba que alrededor de 300 kilos diarios de azufre extraen para intentar lograr alcanzar un buen sueldo. Muchos comienzan a temprana edad y una vez dentro del cráter del volcán saben que están condenados a morir a causa de la cantidad de azufre que respiran día a día, pero no les importa y soportan el cansancio y las miles de cicatrices que tienen en sus espaldas por estar subiendo desde el mismo cráter hasta la superficie por un camino empinado lleno de rocas resbaladizas y sin un calzado apropiado, con un canasto de más de 100kilos de azufre sobre sus hombros.

Llegamos a la cima del volcán y desde allí se podía ver en su resplandor en medio de la noche el impresionante “Fuego Azul” y nuestro amigo con el que estuvimos intercambiando una charla, sobre su vida, su familia, etc. Para nuestra decepción nos cobró dinero para llevarnos directamente hasta el cráter, diciéndonos que no podíamos bajar sin él (no es cierto). Nos miramos y tuvimos una sensación extraña, no sé y tampoco quiero especular cual fue su estrategia al acompañarnos en la subida y luego cobrarnos, pero fue raro nos sentimos incomodos y no porque nos haya pedido dinero, sino porque al llegar ahí vimos los cientos de mineros, unos preparándose para bajar con sus canastos y otros ya subiendo con ellos llenos de carga pesada y en el medio turistas sacando fotos a estos hombres de trabajo como si  fueran parte de la entretención y ellos de alguna forma tratando de sacar una tajada para tener algo más de dinero, entonces nos ponemos a pensar y volvemos al momento en que nuestro amigo nos pidió dinero y no sabes si pensar que actúo de mala forma o en definitiva sentir impotencia por la situación en la que ellos se encuentran, al menos así lo sentimos nosotros.

El lugar sin duda es hermoso, es increíble como la naturaleza de alguna u otra forma te sorprende. Ver el fuego azul emanando desde el cráter del volcán estando tan cerca, pensando que en cualquier minuto el volcán podría hacer erupción. Ver como el azufre sale como el vapor de una tetera hirviendo y con las mascarillas puestas tratando de hacer pasable el fuerte olor.

Ver el amanecer desde el Kawah Ijen y a su lado, el gran lago de agua ácida y aceitosa por los minerales que hay en él, en medio de un valle de volcanes, descendiendo por caminos con grietas que la lava dejó, árboles quemados y raíces negras que quedarón tras su última erupción. Es un paisaje que no te puedes perder, que no puedes dejar de apreciar la magnitud del daño que deja un volcán cuándo escupe lava constantemente cada 5 años aproximádamente.

Pero la naturaleza nuevamente quiere seguir su ciclo reparando el daño ocasionado y comienza a cubrir con una alfombra verde todo lo que fué destruido. El lugar es maravilloso las vistas panorámicas son hermosas y quisimos disfrutar de un  espectáculo casi único en el mundo, pero la realidad que se vive aquí es otra.

Ubicación: Java Oriental

Costos: Pagas Arriendo de moto cuatro dólares, entrada al parque ocho dólares, arriendo de máscaras tres dólares, víveres.

Para más información, nos puedes contactar y con gusto te ayudamos.

 

 

Síguenos y comparte

2 thoughts on “Kawah Ijen, Blue Fire y mineros de azufre.

  • Noviembre 20, 2017 at 7:51 pm
    Permalink

    que tal estamos planeando pasar por el volcan ijen queriamos saber donde podemos alquilar una moto en BANYUWANGI desde ya muchas gracias! un saludo?

    Reply
    • Diciembre 10, 2017 at 3:03 pm
      Permalink

      Hola Ignacio, en los hostales de los alrededores te pueden alquilar una moto. Nosotros alquilamos en el hostal que nos quedamos. Y como consejo negocia el precio antes de confirmar que te quedarás en el lugar.

      Gracias por escribirnos que disfrutes tu viaje!!
      🙂

      Reply

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Comparte tú huella y únete a la aventura

Follow by Email
https://www.facebook.com/zapatillaviajera/
https://www.facebook.com/zapatillaviajera/
https://www.youtube.com/channel/UC4pEYRw4-xdDD9Wk1YFvOQw
https://www.instagram.com/zapatillaviajera/