Motorizados en Vietnam, descubre los rincones mas hermosos en moto!!

!Descubre Vietnam en motocicleta!

Lo maravilloso de mantenerte en movimiento es que siempre va a aparecer una oportunidad para crear y vivir nuevas experiencias.

Y Vietnam no fue la excepción al regalarnos un espectacular viaje en moto.

Capítulo 1: La compra.

Hicimos autostop desde Vang Vieng, Laos hasta el borde con Vietnam, entramos por la frontera de NamCan. Fue un largo camino, con esperas de más de una hora porque la carretera entre Laos y Vietnam no es tan transitada más que por búfalos y vacas.

Pero teníamos una misión, llegar a Hanoi y vivir la experiencia de viajar a lo largo de Vietnam en motocicleta.

Habíamos escuchado que en Vietnam podías comprar y viajar en moto aunque en teoría no tenemos claridad de que “Legalmente “se pueda, sin embargo, la compra y venta es muy común entre “backpackers” y mecánicos.

Íbamos en camino hacia Hanói disfrutando del hermoso paisaje entre pueblos con cientos de banderas de Vietnam y nos comenzamos a imaginar cómo sería recorrer todo esto sobre nuestra motocicleta y en otra época, con el pelo al viento, con gafas de los años 40, como en una película de acción.

Pero volviendo a la realidad, antes de comprar leímos cosas muy rudas en internet; accidentes de tránsito, que “X” mochilero iba en motocicleta y falleció en carretera, etc. La verdad que nos dio un poco de miedo, ninguno de los dos había manejado una moto antes, Claudio tenia años de experiencia pero en auto y con todo lo que leímos pensamos ¡ups! ¿Será buena idea? Habíamos andado en moto por Asia, pero en scooter automática y esta era una moto enduro manual, más los bolsos, nosotros. No sabíamos si iba a ser buena idea.

Sin embargo, nos miramos y mentalmente nos dijimos, ¡Should be alrigth! ¡Y aunque nos hundamos en el barro por tener esta nueva experiencia! ¡Arriesguémonos! Así que tomamos la decisión y adoptamos a nuestra hermosa y querida amiga para hacernos compañía durante un mes.

Revisamos los avisos publicados en una página de Facebook de motocicletas, contactamos algunos y vimos varias, con el poco conocimiento que teníamos fuimos revisando y probando.

Nos gustaron dos, pero nos quedamos con la opción que escoges cuando no tienes experiencias en moto ¡Ja!, después de haber cerrado el trato estábamos felices con las llaves y pensando con que nombre bautizarla.

La chica nos había asegurado que sí, estaba bien para dos y la verdad que era una buena moto, buen motor, aceite recién cambiado, buenos frenos, así que le creímos. Hasta que al otro día armamos nuestros bolsos y empezamos a poner orden.

Pusimos el primero, nos miramos y nos reímos, con esa risita nerviosa de: ¿la estaremos jodiendo? Colocamos el otro y tuve que afirmar la moto para que no se cayera; ¿Estaremos bien? Bueno nos despedimos del recepcionista del hotel ¡nos vemos, que les vaya bonito! ¡Good trip! ¡goodbye! ¡See you bro!

¿Bueno le damos?

Nos subimos muy nerviosos porque vimos a la pobre motocicleta con todos los bolsos y por un momento sentimos que hasta la misma moto no estaba segura de lo que hacíamos. Claudio puso en marcha el motor y de pronto comenzó a tiritar, la pobre no tenía fuerza y toda tiritona se fue hacia atrás levantando la rueda de adelante como intentando hacer una súper acrobacia, simulando estar en un show circense con público incluido porque todos estaban mirándonos y nosotros entre que risa y rabia,  estábamos nerviosos sin saber qué hacer.

Nos bajamos molestos ¡nos estafaron! Pero nos miramos y nos matamos de la risa porque fue bastante chistoso el momento, me acorde de los dibujos animados.

Llegamos al hotel de vuelta ¡Hello again! ¡Was a great trip! Nos reímos y pedimos una noche más. No quedo otra que reírnos y aprender.

Bueno ¿y qué paso? Hasta aquí llego todo, ¿qué vamos a hacer? Habíamos gastado el presupuesto total que teníamos para la moto. Pasó la risa, pasó la rabia. Duros de cabeza, dijimos es Vietnam, como no nos vamos a ir en moto. Esta es una señal o es una prueba para ver si podemos.

Nos pusimos a buscar mecánico ese mismo día, habíamos leído de los negociantes y timadores que son algunos, pero no nos quedó otra. Después de varias vueltas entre tantos mecánicos, nos quedamos con el que tenía más oferta, nos mostró varias motos, pero dentro de tantas, nos quedamos con una negra de motor Detech de 110 cc, que rugía con el poder vietnamita y según los expertos de allá dicen que detech es vietnamita y es un buen motor ya que hay varios motores chinos que siempre terminan con miles de problemas.  La amortiguación era de un fabricante desconocido, pero se sentía firme.

Tenía buena parrilla con estilo alforjas y la probamos con y sin bolsos, nos dimos mil vueltas. Hasta que sentimos la conexión,  esa es nuestra moto y me acorde de lo que dicen los motoqueros “es ella la que te escoge”. xD

El mecánico nos ayudó, nos contó cómo era el negocio y nos dio consejos sobre el aceite, como usarla en carretera y que cuando la quisiéramos vender lo hiciéramos en Ho Chi Min, porque allí podíamos venderla a buen precio, así que un buen dato es comprar en Hanói y vender en Ho Hi Minh lo cual fue perfecto para nosotros y nuestra ruta.

Fue un buen mecánico, tuvimos suerte o para variar en internet solo se fomenta lo negativo. Así que vendimos la que no era para dos, y nos pasó a nuestra hermosa y querida “Jarvie” así la bautizamos, aunque después de todo lo que vivimos creo que le debimos haber puesto “La Poderosa” como la de la película, “Diarios de motocicleta” claro que Jarvie nunca se rindió.

Capítulo 2: La ruta.

Cruzamos entre carreteras en buen estado y caminos rurales llenos de piedra y fango. Las rutas son muy variadas. Hacia Halong Bay nos fuimos por una carretera de alta velocidad que tiene señalizadas las pistas para camiones, autos y motos. Y a nuestra experiencia o suerte, en ese momento todos respetaron sus pistas.

En caminos rurales no pasa lo mismo, los camiones a gran velocidad nos adelantaban dejándonos a penas un espacio mínimo para la moto. (Lee el relato de como sobrevivimos entre dos camiones de carga)

Como olvidar sus bocinas, les encanta es un hobby para ellos, después de dos o tres días ya teníamos nervios de acero, porque por cualquier razón se escuchaba un estruendoso ¡!Piii!! Que te llegaba a sacar el corazón.

Después de unos días, logramos también traducir su código automovilístico, la bocina es un aviso de que vienen, van a doblar, adelantar, etc.

Hacia más al norte los caminos se estrechan y las ruedas sienten el mal estado de la ruta. Pero hablando en términos muy generales, la pista o pavimento no esta tan mal, pero pasa que en las curvas más pronunciadas y peligrosas es en donde el camino en peores condiciones se encuentra, lo que provoca momentos de stress y adrenalina.

Recuerdo nuestro paso más rudo, estaba lloviendo íbamos con nuestras capas puestas los bolsos cubiertos, todo iba bien hasta que de pronto nos vimos doblando por una curva muy aguda entre rocas y barro, la moto resbalaba e íbamos rebotando, el barro salpicaba en nuestras piernas y zapatillas, las piedras saltaban hacia los lados y la lluvia no paraba era una verdadera competencia de  Rally Dakar. Logramos zafar y salir sin rasguños de allí después de una hora de stress.

Increíblemente en los 28 días de viaje salimos ilesos, con excepción de Sapa en donde Jarvie salió un poco herida.

Fuimos a recorrer los pueblos y vimos que habían unos pasillos muy angostos en donde la gente se movía hacia sus casas por distintos sectores de la montaña, quisimos hacer lo mismo también, para explorar más allá y cuando íbamos subiendo vimos que había un bambú recién cortado cruzado de lado a lado, Claudio disminuyo la velocidad, se corrió a la orilla y agachamos nuestras cabezas, pero nos corrimos demasiado y nos pegamos un resbalón por el barro, caímos hacia el cerro y nos matamos de la risa, porque la caída fue en cámara lenta y absurda.  La única accidentada fue Jarvie que le tuvimos que comprar un espejo nuevo.  Pero después de todo puedo decir que Jarvie fue una moto apañadora, o “aperrada” como decimos nosotros los chilenos.

Capítulo 3: La experiencia.

¡Lo máximo!  Definitivamente la moto te lleva más allá de lo que podías imaginar, puedes saborear  la vida vietnamita de cerca, estacionar en cualquier lado, tomarte un break a orillas de una terraza de arroz  y respirar ¡sí! respirar las hermosas montañas, el hermoso mar verde y azul que se dispone por el increíble valle del dragón descendente.

Jarvie nos llevó hacia la frontera con China a visitar unas cascadas maravillosas llamadas Ban Gioc Detian con imponentes aguas de color cristal rodeado de faldas verdes divididas entre dos países.

Allí los botes de China se cruzaban con los botes de Vietnam, notándose la diferencia económica. Dos países con personas que solo debían llegar al mismo lado del que partieron y no cruzar porque los papeleos burocráticos no lo permiten. Sin embargo, esto no nos privó de que nos pudiéramos bañar.

El norte de Vietnam es mágico, es como una película. Hay cientos de paisajes e islas de montañas de piedra caliza creciendo hacia el cielo, sin exagerar.

Las más hermosas terrazas de arroz que he visto en toda Asia fueron en Vietnam, los colores, las montañas de piedra venidas desde un mundo de fantasía posando de fondo y el típico sombrerito vietnamita asomándose entre los arrozales.

Búfalos, vacas y muchas casas de campo vietnamitas era como estar en otra época. La verdad que el norte nos sorprendió mucho y nos dejó enamorados, ahora entiendo porque Vietnam es un país de postales eternas.

Sapa es hermosa,  increíblemente hermosa pero ha sido saboteada por el turismo y da pena ver como los habitantes de las montañas son desplazados y usados con propósitos turísticos.

Bajando de las mágicas montañas nos encontramos andando a orillas del mar, es que se pasó, todo es hermoso y los escenarios cambian en cada momento podíamos disfrutar de cada parada. Libertad absoluta en motocicleta.

Visitamos cada pueblo que nos pudiera llamar la atención, cada pueblo es diferente, y la gente es de lo más amable y respetuosa que hay. Me cambio totalmente la percepción que tenia del vietnamita, porque para variar lo negativo abunda, y creo fielmente en que si entregas respeto, respeto vas a recibir y durante este viaje por este bello país en donde muchos dicen son ladrones o irrespetuosos me pasó todo lo contrario.

Recuerdo que a Jarvie le teníamos que apretar la cadena de vez en cuando y además cambiar el aceite cada 400km, esto porque las motos no están hechas para largos viajes y algunas son muy viejas.

Así que pasamos por diferentes mecánicos y ninguno nos cobró extra por el aceite y ninguno nos cobró por apretar la cadena, y mientras esperábamos algunos nos ofrecían agua, café o lo que tuvieran a la mano. Gratitud absoluta.

¡El té verde! como olvidar mi parte favorita, ¡yo amo los tecitos! y en cada lugar nos convidaban té verde puro e intenso y gratis además que en muchos restaurantes tienen dispensadores de té así que yo estaba feliz.

Entre paradas de tecitos también disfrutábamos de las deliciosas sopas de Pho Ga o Pho Bo, compartiendo con los locales que extrañados nos miraban porque estábamos en lugares no tan turísticos.

       

Y en cada break disfrutábamos de las playas tomando baños refrescantes y un sabroso jugo de caña y café, ¡el mejor café del mundo! Para nuestro gusto creo esta en Vietnam, por primera vez en la vida no me enferme del estómago por tomar café y lo disfrute gratamente hasta la manera en que lo sirven ya es bastante novedosa, sin embargo, su sabor es exquisito

Y así recorrimos desde el borde con China hasta Ho Chi Minh.

      

Capítulo 4: La venta.

Nuestro destino final era Ho Chi Minh y disponíamos de 3 días para recorrer la ciudad vender la moto y salir de Vietnam porque la visa estaba a punto de expirar. (Si quieres estar más tiempo en Vietnam haz todos los trámites antes) Bueno para variar nos encanta llegar a los límites, la mayoría de los mochileros aconsejan que al menos tengas una semana para vender la moto y lo recomendamos también.

Pusimos el cartel sobre nuestra Jarvie, la verdad que no la queríamos vender le tomamos cariño, sabíamos que hacia Camboya estaba la posibilidad de cruzar, pero viajar en moto cansa.

Lo segundo fue ir a ver mecánicos para analizar las ofertas, pusimos a la venta por 290USD, ningún mecánico nos quiso pagar eso, claro ellos saben que estamos apurados en viajar por lo tanto las compran económicas, las arreglan y las venden caras.

Era nuestro último día y no sabíamos que hacer nos encontramos con unos españoles que estaban en las mismas de nosotros, pero tenían tiempo. Tenían una moto muy linda y en excelente estado y aun así el mecánico no les quiso comprar la moto por el precio que vale.

Ya casi nos estábamos resignarnos en vender a Jarvie por 100 USD, pero no queríamos sabíamos lo poderosa que era.

Entre tanta conversación, escucho que alguien me dice “excuse me”, me doy vuelta y era un niño con lentes, un bolsito de cuero. Muy introvertido y tímido me pregunta “can i pay you 250 USD for your motorbike?” ¡Fue una sorpresa! ¡Todo mágico como nuestro recorrido por Vietnam! Con desconcierto inmediatamente dije que sí, lo saludamos comenzamos a hablar y era local, quería recorrer su país en motocicleta también.

Le dimos “tips” compartimos Facebook, le pedimos que la cuidara por favor, nos dio mucha pena dejar a Jarvie y nos despedimos. Para salir antes de que la visa expirara y continuar nuestro viaje hacia Camboya.

Datos importantes:

Valor motocicleta: El valor varía entre los 250USD y 500USD y más todo depende de la antigüedad y uso.

Nosotros por la primera pagamos 250 USD la vendimos en 100 USD y compramos a Jarvie por 300 USD. En total gastamos 350 USD. Vendimos la moto en Ho Chi Minh por 250 USD. La pérdida fueron solo 100 USD. Que en realidad por la experiencia vivida no fue en lo absoluto ninguna perdida.

Donde comprar: Hanói es la mejor opción para comprar, las opciones que tienes son talleres mecánicos y/o a otros mochileros. Y para vender en Ho Chi Minh, puedes recuperar incluso el total invertido. (Como el país en general sigue dividido económicamente entre el norte y el sur los valores varían, por lo tanto, en Hanói es más económico para ti comprar y en Ho Chi Mihn conviene vender. Si compras allí sale mucho más caro que en el norte)

Detalles mecánicos para principiantes: La rueda de atrás debe estar firme, no se debe mover, revisar la seguridad de los neumáticos que no estén gastados, la cadena que este firme, que no tenga residuos de aceite, frenos, amortiguación. La parrilla en donde irán tus bolsos súper importantes que este bien soldada y firme.

Detalles administrativos: Una vez comprada es súper importante que el dueño anterior te pase si o si una tarjeta “Blue card” que estará con el nombre de un vietnamita que alguna vez fue dueño, sin embargo, asegura que la moto es tuya. Además allí aparecen los datos mecánicos de la moto y si la quieres vender a algún taller mecánico te la pedirán.

Licencia de conducir internacional es necesaria en caso de que te detenga la policía y obviamente demuestra que tienes experiencia conducción, pero en el mes que estuvimos en Vietnam jamás nos hicieron control. De hecho nos pasó que íbamos ya bajando hacia el sur y un policía nos dio la señal para que nos hiciéramos a la orilla, sin embargo, cuando vio que éramos turistas no evadió y miro al conductor que venía atrás de nosotros. Y le hizo control a él.  No sé porque razón nos evaden, les ha pasado a muchos mochileros. Algunos dicen que es porque no saben hablar inglés. Pero la verdad que no lo sabemos.

Costos de petrol: Estanque lleno 90.000 VND

Dormir: Hay cientos de hostales a lo largo de Vietnam, sin embargo, no olvides llevar tu GPS y/o mapa ya que hay pueblos muy pequeños en que no encontraras lugares tan fácilmente.

Dónde comer: Arriésgate en cualquier lado, las sopas son maravillosas, desde 20.000VND puedes probar un exquisito plato.

¡Ahora no tienes excusa, anímate  y viaja en motocicleta por este espectacular y maravilloso país!

Si hiciste tu viaje en moto y tienes algo que aportar a este post por favor deja tus comentarios.

 

Síguenos y comparte

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Comparte tú huella y únete a la aventura

Follow by Email
https://www.facebook.com/zapatillaviajera/
https://www.facebook.com/zapatillaviajera/
https://www.youtube.com/channel/UC4pEYRw4-xdDD9Wk1YFvOQw
https://www.instagram.com/zapatillaviajera/